Guía Completa sobre la Volatilidad de las Tragaperras

La volatilidad es un área del casino en línea que juega un papel esencial en la dinámica de la experiencia de los jugadores. En esta guía cubriremos todos los aspectos relacionados con la volatilidad de las Tragaperras en los sitios de Tragaperras de España y todas las complicaciones, como los componentes técnicos y las implicaciones de la volatilidad en el juego.

La determinación de la volatilidad de una Tragaperras depende de la complejidad de los algoritmos que se aplican al diseño de la Tragaperras, ya que estos pueden tener un efecto en la frecuencia de pago y el nivel de aleatoriedad durante el juego.

En términos más simples, para comprender el nivel de volatilidad que tiene una Tragaperras, vale la pena hacerse una idea de la frecuencia con la que paga y por cuánto pagarán. Las Tragaperras que pasan mucho tiempo sin pagar por lo general generarán grandes Pagos y, como resultado, se conocen como “Tragaperras de Alta volatilidad”. Por otro lado, las Tragaperras que pagan con frecuencia y emiten una menor cantidad de ganancias a la vez pueden identificarse como “Tragaperras de Baja Volatilidad”.

En 1981 se introdujeron las primeras Tragaperras al mundo, cuando Sittman y Pitt de Brooklyn, Nueva York desarrollaron lo que se conocía como una ‘Máquina de Juego’, siendo esta una versión muy temprana de la máquina Tragaperras moderna, conteniendo cinco carretes con 50 caras de cartas girando en torno al juego del póquer.

La popularidad de estas máquinas pronto aumentó y, en poco tiempo, todos los bares y restaurantes tenían una en sus establecimientos. Sin embargo, debido a la gran cantidad de formas de ganar, se volvió casi imposible crear una forma de emitir pagos automatizados.

1.
SPORTIUM

Dobla tu primer depósito hasta 1000€

2.
Betsson.es

Bono de hasta 1000€ con tus primeros 3 depósitos

La marca europea de casinos, apuestas y juegos en línea Betsson Group ya llegó al mercado español.

3.
BETWAY CASINO

Bono de bienvenida de hasta 150€

Eso fue hasta que Charles Fey, residente de San Francisco, California, lanzó al mercado una máquina mucho más simple, que tenía un mecanismo automático conteniendo tres carretes giratorios y cinco símbolos. Estos incluían herraduras (picas), corazones, diamantes, espadas y una campana de la libertad, que posteriormente fue la que le dio el nombre a esta máquina.

Como tal, Fey reemplazó 10 cartas con tres carretes en lugar de los cinco tambores anteriores, lo que redujo significativamente la complejidad de generar ganancias y, como tal, facilitó que Fey encontrara una forma en la que el sistema de pagos se volviera más efectivo.

Debido al éxito y la popularidad de esta nueva máquina revolucionaria, a Fey le resultó casi imposible mantenerse al día con la demanda, lo que abrió posibilidades para que otros fabricantes comenzaran a construir este modelo con otras variaciones, incluyendo Herbert Mills de Chicago, quién en 1907 desarrolló la famosa Operator Bell.

Sin embargo, no fue hasta 1963 que la venerada compañía de Tragaperras, Bally, introdujo una de las mejoras más sofisticadas hasta la fecha, a medida que el juego se volvió cada vez más aceptado, especialmente en los primeros casinos con sede en Las Vegas.

Estas fueron las primeras máquinas Tragaperras electromecánicas y fueron una hazaña de la ingeniería, gracias a su capacidad de calcular pagos considerablemente más precisos en forma de valor monetario. Anteriormente, las máquinas Tragaperras utilizadas en hoteles y casinos pagaban otorgando diferentes premios, como fichas para comprar bebidas.

Con la introducción de la máquina Tragaperras “Money Honey” de Bally, se permitió el pago de hasta 500 monedas, según un resultado calculado por la propia máquina.

Desde entonces, a medida que la tecnología se ha desarrollado, las máquinas Tragaperras se han vuelto aún más avanzadas, a medida en que los desarrolladores encontraron formas de innovar para aumentar el tamaño del mercado y la cantidad de clientes, haciendo que la industria del juego experimentara un gran crecimiento en las décadas siguientes.

El gran avance se produjo a principios del nuevo milenio, con el auge del Internet, permitiendo que las empresas de juegos de azar (e incluso a las casas de apuestas domésticas) agregaran un casino en línea a sus opciones de juego, con una multitud de máquinas Tragaperras diferentes. Gracias a los ordenadores y la capacidad de programación de pagos, además de la volatilidad controlable gracias al uso de algoritmos matemáticos, por primera vez, pudo ser mucho más fácil rastrear los pagos y medir la volatilidad. 

máquinas tragaperras

Diferencias entre la volatilidad de las Tragaperras en línea en comparación con las Tragaperras físicas

La gran mayoría de las empresas de juegos de azar ahora utilizan proveedores externos que diseñan y desarrollan todas sus Tragaperras, lo que significa que, por lo general, muchos casinos en línea ahora optan por tener una combinación de Tragaperras que difieren en sus niveles de volatilidad.

Es mucho más fácil jugar utilizando Tragaperras en línea, debido al hecho de que, independientemente de los niveles de volatilidad, algunas Tragaperras te ofrecen giros gratuitos primero, donde no tendrás que realizar ningún depósito. Esto permite a que el jugador se acostumbre a la Tragaperras y también determinar la frecuencia de pago luego de realizar unos 10-30 giros.

Con las máquinas Tragaperras físicas en un casino, por ejemplo, es posible cambiar los niveles de volatilidad de las máquinas, sin embargo, esto requiere que un ingeniero especializado la desmonte y altere los componentes relevantes.

Existe la posibilidad de que se pueda controlar una máquina Tragaperras física más fácilmente para determinar cuándo podría pagar, en comparación con una Tragaperras en línea. Esto se debe a que, simplemente observando el comportamiento de una Tragaperras durante un cierto período de tiempo, es posible tener pista de cuándo podría ocurrir su próximo pago. Además, las máquinas Tragaperras físicas solo pueden almacenar una cierta cantidad de monedas y billetes antes de que se encuentren forzadas a pagar, lo que hace que sea potencialmente más fácil identificar cuándo podría ser el momento adecuado.

Diferentes Niveles de Volatilidad en las Tragaperras

Las máquinas Tragaperras tienen diferentes niveles de volatilidad que se determinan genéricamente como “alta” y “baja”. Sin embargo, es muy raro que dos de las Tragaperras tengan exactamente el mismo nivel de volatilidad, sin importar que esta sea baja o alta, aunque cada Tragaperras estará programada para dar pagos dentro de un cierto período de tiempo y dentro de un cierto rango.

A menudo, se considera que las Tragaperras que tienen un bajo nivel de volatilidad son más adecuadas para aquellos que son nuevos en el mundo de los casinos en línea, debido al hecho de que no tienen que esperar mucho tiempo para recibir pagos por estas máquinas. Esto asegura que los nuevos jugadores no se desilusionen, porque al menos, potencialmente pueden recuperar algo de sus inversiones cada ciertos giros.

mujeres jugando a tragaperras

Tragaperras con baja Volatilidad

Hay una cantidad considerable de Tragaperras de baja volatilidad, muchas de las cuales están disponibles en la mayoría de los casinos en línea y son desarrolladas por fabricantes de renombre como Playtech o Microgaming.

La máquina Starburst, de NetEnt es una de las Tragaperras en línea más populares de la industria y se presenta, a menudo, de manera prominente en la mayoría de los casinos en línea. Habiendo llegado al mercado por primera vez en 2012, esta Tragaperras de cinco carretes altamente interactiva, con 10 líneas de pago, tiene un ritmo rápido y cautiva incluso al jugador más casual con sus gráficos emocionantes y pagos regulares.

Grim Muerto de Play’n Go es una Tragaperras particularmente atractiva creada en base a la festividad Mexicana llamada el Día de Muertos, que se celebra cada noviembre. Con cinco carretes Salvajes y giros gratuitos en abundancia, esta Tragaperras tiende a ser muy entretenida además de que permite una generosa frecuencia de pagos en caso de que se acierten las combinaciones correctas.

Irish Eyes 2 de NextGen fue una Tragaperras muy esperada, que se actualizó significativamente de su versión anterior. Con temas típicos irlandeses, como música tradicional pegadiza, emblemas nacionales y mucho color verde, estas Tragaperras también presenta muchas oportunidades para que los jugadores ganen con bonificaciones regulares y giros gratis.

Tragaperras con Alta Volatilidad

Estas Tragaperras requieren paciencia y, por lo general, solo las juegan los entusiastas del juego que tienen una gran experiencia en la industria y que pueden entender cómo funcionan. Por lo general, los jugadores que saben lo que están haciendo no gastarán más de una determinada cantidad de tiempo o fondos en dichas máquinas, porque llegarán a una conclusión al llegar a este punto. Hay bastantes Tragaperras de alta volatilidad, muchas de las cuales son bien conocidas, aunque no la mayoría, debido a que tienen este nivel de volatilidad.

La Tragaperras Dead or Alive de NetEnt es conocida por ser muy volátil, aunque desde su lanzamiento al mercado en 2009 ha sido una de las más populares de la industria y es conocida por sus cuantiosos pagos. Si bien los gráficos dejan mucho que desear debido a su elevada antigüedad, la jugabilidad no podría ser más simple.

Raging Rhino de WMS es una Tragaperras altamente adictiva por su jugabilidad y gráficos coloridos, aunque podría decirse que es la Tragaperras más volátil jamás producida por su desarrollador. Si bien es fácil de jugar, hay una función llamada “Any Way proporcionando unas 4096 formas de ganar en cualquier giro, generando enormes ganancias.

Si bien Microgaming no es un desarrollador que sea particularmente conocido por tener Tragaperras altamente volátiles, a pesar de su venerada reputación en el mercado, su popular Tragaperras Immortal Romance tiene una volatilidad considerable. Por haber sido lanzada en 2011, los gráficos están bastante anticuados, sin embargo, la jugabilidad sigue siendo bastante adictiva.

La volatilidad de las Tragaperras es un factor importante que considerar si estás adentrándote en el mundo de los casinos en línea y, asegurarte de investigar es vital para no perder la fe rápidamente. En última instancia, las Tragaperras con mayor volatilidad son las más adecuadas para aquellos que ya han estado en la industria durante mucho tiempo y entienden que, fundamentalmente, se requiere paciencia.