Bankroll para Jugar a las Tragaperras

Es el aspecto más importante que se debe tener en cuenta cuando se juega en las máquinas tragaperras y, no es exagerado decir que solo los jugadores experimentados saben cómo hacerlo.

Si bien esto podría haberse construido a través de la experiencia, tener una idea de cuándo apostar, cuánto apostar y qué tipo de combinación puede ser útil para un jugador, especialmente si se está jugando a largo plazo.

Aunque puede haber, en el gran esquema de las cosas, una gran diferencia entre alguien que está de visita en un lugar como Las Vegas y un jugador habitual, lo más probable es que todavía se concentre en tener alguna forma de responsabilidad monetaria.

Por dónde empezar con la gestión del Bankroll en Tragaperras

Saber exactamente por dónde empezar y, si hay algún tipo de fórmula que deba usar, es sin duda una pregunta que muchos principiantes se hacen a la hora de controlar sus propio Bankroll, sin embargo, definitivamente hay pasos que pueden ayudarlo de la mejor manera posible y, con suerte, conservar parte de su capital durante más tiempo.

Porcentaje por sesión: si bien la gran mayoría no tendrá necesariamente un dinero separado para apostar (aunque esto podría ser una acción inteligente), la mejor manera de encontrar una respuesta a esto es preguntarse cuánto puede permitirse perder. Sin embargo, esta cantidad sin duda diferirá según el tiempo que planee apostar, en términos de días, semanas o meses.

Además, es importante tener en cuenta la cantidad de sesiones que planea tener, nuevamente, ya sea por día, semana o mes y, como resultado de esto, debe decidir qué porcentaje de su Bankroll está dispuesto a utilizar para cada sesión.

Comprender cuál es su rango y dónde ubicarse cuando se trata de la gestión del Bankroll es vital y esto realmente depende de una serie de factores muy importantes que se relacionan con su juego.

Esto incluye su capacidad para recargar después de una mala racha (racha perdedora), el tipo de tragaperras que disfruta jugando (por extensión, si tienen alta o baja volatilidad, por lo que afectan la frecuencia de ganancia) y si así lo elige y con qué frecuencia irá a probar suerte con los grandes botes.

Una de las decisiones más importantes es saber por cuánto dinero jugar y cuántas jugadas hace en cada tragaperras y si usar o no la “apuesta máxima”, esto tiene una serie de ventajas e inconvenientes.

La táctica ideal es apuntar a al menos 100 jugadas en cada tragaperras, porque esto debería ser suficiente para obtener al menos un par de rondas de bonificación, así como para poder ver algunas funciones en el carrete o las ganancias más grandes que las del tipo regular. Obviamente, no hay garantías porque cualquier cosa puede suceder, sin embargo, 100 giros se considera una cantidad decente para darle una oportunidad suficiente de lograr una serie de resultados posibles que están disponibles la mayor parte del tiempo.

Por supuesto, hay una serie de factores técnicos a tener en cuenta, que tienen más que ver con la máquina que con el jugador.

El porcentaje de RTP (retorno al jugador, por sus siglas en inglés) de la máquina se refiere a la moneda a largo plazo que se devuelve al jugador y cada máquina varía en su nivel de porcentaje de esto.

Al experimentar con el número de giros que ha decidido hacer por sesión, por ejemplo, en su primera sesión ha decidido hacer 100 jugadas, entonces vale la pena un poco de prueba y error, haciendo ajustes para obtener una mejor comprensión, basada en una serie de diferentes variables clave.

Capacidad de recarga: si su presupuesto es bastante limitado, significa que deberá ser relativamente conservador y utilizar una pequeña parte de todo su presupuesto que había reservado. Sin embargo, si tiene un Bankroll más generoso, entonces podría valer la pena aumentar el porcentaje de cuánto usa, aunque no se vuelva imprudente en una sola sesión.

Tragaperras que tienen alta o baja volatilidad: esto definitivamente debería tener algo que ver con su proceso de toma de decisiones. Si está buscando ganar en grande (tragaperras de alta volatilidad) y está dispuesto a ejercitar su paciencia, usar un porcentaje más alto de su Bankroll es una buena idea, aunque debe ser disciplinado sobre dónde trazar una línea. Debido a la mayor frecuencia de pago con tragaperras de baja volatilidad, usar un porcentaje más bajo de su Bankroll estará bien, ya que tiene más posibilidades de complementar su apuesta general con ganancias en forma de pagos bajos.

Tragaperras que tienen diferentes porcentajes de RTP: hay tragaperras que toman un porcentaje más alto de su apuesta que otras, por lo que siempre vale la pena investigar esto antes de comenzar a jugar. Este porcentaje varía entre el 90 por ciento y el 97 por ciento, y la mayoría de las máquinas tragaperras generalmente rondan la marca del 93-94 por ciento.

Jugando a tragaperras

Imponer una acción para Limitar Pérdidas en Tragaperras

El término “alto de pérdidas” o “stop loss” por su nombre en inglés, en realidad se origina en el mundo del comercio financiero (en realidad llamado “stop los order” o SLO) y se refiere al hecho de que los operadores y las instituciones comerciales pueden imponer un límite a la cantidad que se sienten cómodos perdiendo en las ganancias (dependiendo de si han negociado a largo o corto plazo) de una opción sobre acciones. Esto significa que la posición comercial se cerrará una vez que haya alcanzado la cantidad en términos de pérdidas que se ha impuesto.

Esto también se puede aplicar a las tragaperras, aunque está un poco más bajo su control, porque es manual. La clave para que esto funcione es tener una disciplina estricta, porque es una acción autoimpuesta y si va a romperla, entonces no tiene sentido tenerla.

Una posible excepción a esta regla es si ha estado en una racha ganadora y efectivamente está ‘arriba’, pero luego se desliza hacia una racha perdedora que, aunque haya perdido más de su stop loss autoimpuesto, es posible que solo esté rompiendo incluso más allá en general.

Donde el stop loss puede ser difícil de implementar es en las tragaperras con mayor volatilidad, porque este es esencialmente un juego más largo, por lo que, invariablemente, es más que probable que pierda una cantidad considerable por adelantado. En este caso, su límite de stop loss puede ser más alto, sin embargo, siempre vale la pena seguir siendo disciplinado y tener el juicio para saber cuándo no va a ser su día.

Bonificaciones y Bankroll en tragaperras

Cuando se trata de la gestión de Bankroll, la mayoría de los jugadores (novatos y principiantes en particular), no tienen en cuenta la disponibilidad de bonificaciones y, especialmente, las bonificaciones de bienvenida si juegan online.

Estas pueden marcar una diferencia significativa en su tasa de RTP inicial, debido al hecho de que tiene crédito gratuito que, esencialmente, no habrá tenido en cuenta en la gestión de su Bankroll. Incluso es potencialmente posible planificar toda su estrategia en función de las bonificaciones y las recompensas anticipadas, sin embargo, no confíe únicamente en ellas.

Bonos de bienvenida: la gran mayoría de los casinos le ofrecerán al menos un 100 por ciento (algunos incluso un 200 por ciento) del bono de bienvenida, según su depósito inicial; sin embargo, es muy probable que existan términos y condiciones que estipulen que ha de hacer un depósito mínimo, generalmente entre 5€ y 20€, según el casino.

Puntos de recompensa por fidelidad: estos pueden resultar extremadamente útiles para su Bankroll a largo plazo, porque a medida que juega, puede ganar puntos, que se pueden canjear más adelante cuando alcance un cierto nivel de puntos. Por lo general, estos pueden canjearse por bonificaciones o jugadas gratis, que pueden marcar una diferencia sustancial en su Bankroll.

Bonificaciones de recarga: pueden ser muy oportunas, especialmente si está cerca del límite del Bankroll de su sesión y le vendría bien un impulso. Podría ocurrir en cualquier momento y a su cuenta se le acreditarán inmediatamente más dinero.

Ofertas promocionales: Dependiendo del casino del que forme parte, es posible que encuentre que puede obtener extras adicionales de vez en cuando, como más crédito para una determinada tragaperras si hace un depósito de “x” cantidad. Sin duda, vale la pena participar en ellos.

Giros gratis: si estos vienen como parte de su paquete de bienvenida o como un bono único, los giros gratis pueden ser muy ventajosos. No tienen ningún efecto en su gestión del Bankroll y potencialmente puede acumular un buen fondo de bonificación si gana pequeñas cantidades con al menos una proporción de cada giro gratis. Definitivamente vale la pena tomar cualquier paquete de bienvenida que ofrezca 50 giros gratis (algunos lo hacen), aunque es recomendable hacer los deberes sobre en qué tragaperras usarlos (algunos pueden ser limitados). Elegir una tragaperras con baja volatilidad le brinda una buena oportunidad de acumular un pequeño bote de ganancias incrementales, mientras que jugar en una tragamonedas de alta volatilidad podría ser una excelente manera de ponerse en una posición para ganar en grande, sin siquiera separarse de su dinero. ¡Combine esto con un casino de pago rápido en España y estará en una posición ganadora!

Gestión Bankroll Tragaperras

Gestión del Presupuesto en Tragaperras

Si planea jugar a las tragaperras con regularidad, siempre vale la pena tener un presupuesto y luego ceñirse a él, especialmente si existen límites para su capacidad de juego fiscal. La disciplina es, sin lugar a dudas, un factor importante en el juego y puede ser fácil dejarse llevar, independientemente de si está en una racha ganadora o perdedora.

El generador de números aleatorios (RNG, por sus siglas en ingles) en las tragaperras significa que existe la misma posibilidad matemática de que ocurra cualquier resultado: la tragaperras no tiene memoria de lo que sucedió la última vez, por lo que incluso si ganó en su último giro, no significa que perderá en su próximo.

En general, el juicio es clave y nunca debe gastar más de lo que puede permitirse, de lo contrario, su experiencia en las tragaperras puede terminar antes de que haya comenzado.